23 noviembre 2022

Cómo funciona el oído y la audición

¿Sabías que el oído es uno de los órganos que más beneficios aporta a nuestra vida?

Desde que somos pequeños estamos expuestos a la audición de múltiples sonidos que nos rodea, la audición nos permite aprender y desarrollarnos de una manera natural.

Conservar nuestro oído de forma correcta es esencial para vivir plenamente. La audición es una de las capacidades humanas más importantes, dado que una correcta audición hará que tu vida social y tu comunicación no se vean comprometidas. Gracias a una audición correcta podemos disfrutar de multitud de sonidos, experiencias y recuerdos.

Con un buen funcionamiento de tu oído y de la audición evitarás estados indeseados como la soledad o el aislamiento. 

¿Pero cómo funciona la audición dentro del oído?

El sentido del oído posibilita recoger los sonidos ambientales de una manera muy organizada. Para que haya una correcta audición el oído debe de funcionar adecuadamente. Este se divide en tres partes: oído externo, oído medio y oído interno.

OÍDO EXTERNO: 

Compuesto por el pabellón auditivo y el conducto auditivo.

En primer lugar, las ondas sonoras entran al oído a través de las estructuras cartilaginosas del pabellón auditivo. Estas estructuras permiten una correcta localización de los sonidos llevándolos seguidamente al conducto auditivo, permitiendo una amplificación de resonancia.

El conducto auditivo es una estructura fibrocartilaginosa con una forma peculiar en “S”, en la parte cartilaginosa encontramos las glándulas encargadas de producir cerumen, imprescindible para retener cuerpos extraños. Al final del conducto auditivo se encuentra la membrana timpánica, haciendo que esta vibre cuando llegan las ondas sonoras.

OÍDO MEDIO: 

Compuesto por la caja timpánica, la cavidad mastoidea y la trompa de Eustaquio. Una vez que las ondas sonoras atraviesan la membrana timpánica, las vibraciones llegan a la cadena de huesecillos. La cadena de huesecillos está formada por tres huesecillos llamados: Martillo, yunque y estribo. Esta cadena de huesecillos cumple un papel fundamental para proteger al oído interno de ruidos fuertes. 

La principal función del oído medio es transmitir de una forma correcta el sonido a la cóclea.

Para que haya un buen funcionamiento del oído y una correcta audición, la trompa de Eustaquio tendrá un papel muy importante, encargándose de drenar secreciones del oído medio y compensando la presión del oído medio respecto a la del aire exterior para una correcta ventilación.

OÍDO INTERNO: 

Compuesto por el sistema vestibular, encargado del equilibrio y la cóclea.

La cóclea o caracol, es una estructura ósea que cumple una parte vital en el sentido del oído, actúa como transductor acústico nervioso, con el fin de que las ondas sonoras lleguen como impulsos nerviosos al cerebro. Dentro de la cóclea encontramos un fluido denominado perilinfa, cuando este fluido se mueve, se activan multitud de fibras pilosas llamadas específicamente células ciliadas. Las células ciliadas son capaces de moverse con la finalidad de mandar impulsos eléctricos al cerebro y poder interpretar el sonido adecuadamente. 

La audición es un proceso complejo pero muy necesario en todo el proceso vital humano, es el único sentido que siempre está activo. La audición permite que podamos estar a salvo, ya que nos avisa de posibles peligros.

Revisiones auditivas

Un problema de audición puede ocasionar efectos negativos en nuestro día a día.

Por lo que en Biacustic damos mucha importancia a la salud de tu oído. Es necesario cuidar correctamente tu audición. Anímate a conocernos con un estudio auditivo gratuito.

¡Pide tu cita! En Biacustic, tenemos Pasión por Escuchar

Noticias relacionadas

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir noticias y promociones